Análisis de Competidores: Benchmarking y Curva de Valor

En la actualidad es imprescindible comprender el sector en el que trabajamos y la competencia del mercado en el que nos encontramos.  Se necesita un amplio conocimiento y, para ello, existen herramientas que pueden ayudarnos. Dos de esas herramientas importantes son el benchmarking y la curva de valor y hoy queremos hablarte sobre ellas y cómo las utilizamos en Bring.

Qué es un benchmarking

El benchmarking es una herramienta de análisis empresarial que sirve para comparar procesos, datos y resultados de una empresa con su competencia. 

El objetivo del benchmark es identificar las mejores prácticas y oportunidades para poder mejorar dentro de nuestro mercado. Para realizar un benchmarking efectivo, es importante identificar los competidores relevantes y seleccionar los parámetros de comparación adecuados. La recopilación de datos es esencial para el análisis y comparación, y la interpretación de los resultados es clave para identificar oportunidades de mejora y tomar acciones concretas.

En Bring utilizamos esta herramienta cuando trabajamos con nuestros clientes, es decir, utilizamos un benchmark de competidores para conocer en profundidad la situación de nuestro cliente, la de la competencia y poder tomar decisiones teniendo una información lo más amplia posible. El conocimiento de los datos es una ventaja competitiva y para ello es necesario un buen análisis. 

Qué es una curva de valor

La curva de valor es una herramienta de análisis empresarial que nos permite identificar y analizar datos de una manera gráfica. Esta herramienta consiste en 2 ejes: el eje horizontal representa los factores clave de competencia en el mercado, mientras que el eje vertical representa el nivel o puntuación que obtiene cada empresa en relación con los factores analizados. 

curva de valor bring

En Bring trabajamos con ambas herramientas para obtener el análisis de un negocio y su competencia, de la manera más completa posible. La herramienta de curva de valor nos ayuda a saber de una manera visual los puntos fuertes y débiles de la empresa para la que estamos realizando dicho análisis y su  competencia. 

Con la curva de valor podemos: 

  • Identificar factores competitivos de un sector.
  • Entender qué hacen los competidores, el valor que aportan a sus clientes.
  • Entender el mercado y la industria.
  • Crear propuestas de valor diferenciadas.
  • Realizar análisis.

¿Por qué son importantes estas herramientas en un negocio?

El benchmarking y la curva de valor son herramientas esenciales para cualquier negocio que busque mejorar su posición en el mercado y crear una oferta única y atractiva para los clientes. Permiten identificar las mejores prácticas, oportunidades de mejora, fortalezas y debilidades de la empresa y crear una propuesta de valor diferenciada y atractiva para los clientes.

El benchmarking permite a las empresas identificar cómo se desempeñan en comparación con la competencia y tomar medidas para mejorar su posición en el mercado. 

Por otro lado, la curva de valor permite a las empresas crear una propuesta de valor única y atractiva para los clientes al identificar y analizar los factores de éxito en el mercado. Al representar gráficamente el nivel de desempeño de la empresa en relación con estos factores, se pueden identificar las fortalezas y debilidades de la empresa y crear una propuesta de valor diferenciada. Esto permite a las empresas diferenciarse de los competidores y crear una oferta única y atractiva para los clientes.

¿Cómo realizar un benchmark de competidores?

Como ya hemos dicho, el proceso de realizar un benchmark de competidores puede ser muy útil para conocer el estado actual de una empresa en relación con su competencia directa. 

benchmarking competidores

Para llevar a cabo esta tarea, es necesario seguir varios pasos.

  • Identificación de competidores:

El primer paso es la identificación de los competidores. Es importante saber quiénes son nuestros competidores directos en el mercado, para poder comparar de manera efectiva los diferentes aspectos de nuestra empresa empresa con los de nuestra competencia.

 

  • Selección de parámetros de comparación:

Una vez identificados los competidores, se deben seleccionar los parámetros de comparación. Esto implica elegir las variables que se utilizarán para comparar la empresa con la competencia. Estos parámetros pueden incluir, por ejemplo: la calidad del producto, el precio, la experiencia del usuario o el nivel de innovación.

 

  • Recopilación de datos:

Esta tarea implica reunir información sobre la empresa y sus competidores en relación con los parámetros de comparación que hayamos seleccionado para tomar como referencia. Esta información se puede obtener a través de distintas fuentes, como investigaciones de mercado, informes, sitios web de la competencia, reseñas de clientes y otras fuentes de datos disponibles.

 

  • Análisis y comparación de datos:

Esta tarea implica comparar los datos de la empresa con los de sus competidores, y evaluar las fortalezas y debilidades de la empresa en relación con sus competidores.

 

  • Interpretación de resultados:

Es importante interpretar los resultados de manera adecuada. Esto implica comprender lo que significan los datos en los que hemos estado trabajando y cómo se relacionan con el rendimiento de la empresa. De esta manera, se pueden identificar las áreas donde la empresa necesita mejorar y las áreas donde está haciendo un buen trabajo.

 

  • Acciones a tomar:

Por último, es necesario tomar acciones basadas en los resultados del benchmarking. Si se identifican áreas donde la empresa necesita mejorar, se pueden desarrollar estrategias para abordar esas áreas y mejorar el rendimiento general.

¿Cómo crear una curva de valor?

En Bring, utilizamos la curva de valor como una herramienta complementaria al benchmarking.

Cómo crear una curva de valor.

Para trabajar la curva de valor es necesario tener en cuenta la información que hemos recopilado a través del benchmarking y del análisis de los factores de éxito del mercado y de las expectativas de los clientes.

  1. Identificación de los factores de éxito en el mercado: Es importante tener claro cuáles son los factores clave de éxito en el mercado en el que se encuentra la empresa. Para ello, se pueden realizar análisis externos como el PESTEL o el análisis de las cinco fuerzas de Porter.
  2. Identificación de las expectativas de los clientes: Una vez se conocen los factores de éxito en el mercado, es necesario conocer las expectativas de los clientes. Para ello, se pueden realizar encuestas o entrevistas a los clientes actuales y potenciales de la empresa.
  3. Análisis de las fortalezas y debilidades de la empresa: Para poder crear una propuesta de valor diferenciada es importante conocer las fortalezas y debilidades de la empresa en relación a sus competidores. Para ello,  herramientas como el DAFO pueden ayudarte mucho.
  4. Creación de una propuesta de valor diferenciada: Con toda la información recopilada, se puede crear una propuesta de valor diferenciada que cubra las expectativas de los clientes y que sea sostenible en el tiempo.
  5. Evaluación de la viabilidad económica de la propuesta de valor: Por último, es necesario evaluar la viabilidad económica de la propuesta de valor, es decir, analizar si es rentable y si se puede llevar a cabo con los recursos disponibles.

Una vez se han realizado estos pasos, se puede representar gráficamente la curva de valor. En ella se representan los factores de éxito del mercado y las expectativas de los clientes en el eje horizontal y la propuesta de valor diferenciada de la empresa en el eje vertical. 

Se pueden identificar así los puntos en los que la empresa destaca y los que necesita mejorar en comparación con la competencia. La curva de valor es una herramienta visual muy útil para identificar las áreas de oportunidad y para definir la estrategia de la empresa.

Ejemplo de benchmarking de competidores y curva de valor

Para que puedas ver un ejemplo real  de cómo trabajar con estas dos herramientas, echa un vistazo al siguiente vídeo donde te explicamos cómo realizar un benchmark de competidores y la curva de valor. 

Consejos para la implementación efectiva del benchmark de competidores y la curva de valor

Para implementar el benchmarking de competidores y la curva de valor de manera efectiva, es importante seguir algunos consejos y comenzar siempre por el siguiente orden: 

  • Definir claramente los objetivos y parámetros de medición.
  • Seleccionar las herramientas adecuadas, como plantillas y software especializados. Si te ha gustado la plantilla que has visto en el vídeo puedes descargarla totalmente GRATIS
  • Recopilar datos precisos y verdaderamente relevantes.
  • Analizar los resultados para identificar brechas y oportunidades.
  • Plantear acciones basadas en los resultados del análisis para mejorar el rendimiento de la empresa.

En definitiva, se trata de trabajar con los máximos datos relevantes posibles, saber en qué punto nos encontramos y averiguar cómo podemos mejorar para atraer a nuestro público objetivo y seguir creciendo dentro de un mercado cada vez más competido. 

Somos una agencia de CRO comprometida con los resultados, también especialistas en posicionamiento web. Puedes revisar nuestros casos de éxito y ver cómo en esta agencia de Growth ayudamos a las empresas a crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio