Cómo elaborar una estrategia SEO

El posicionamiento web en buscadores, también conocido como “SEO” por sus siglas en inglés (Search Engine Optimization), es crucial para atraer tráfico relevante a un sitio web. Tener un sitio web posicionado y con buenas técnicas para los buscadores es fundamental para que tu proyecto triunfe pues, por mucho que haya voces que auguran el fin de los buscadores, la realidad es que el buscador de Google no para de crecer, año a año. El SEO es una especialidad digital en auge que en Bring llevamos trabajando desde hace años. En este post te contamos cómo elaborar una buena estrategia SEO y medir sus resultados. 

estrategia seo

¿Por qué es importante definir tu estrategia SEO?

Partamos de la definición del concepto: la estrategia SEO es el conjunto de acciones diseñadas para mejorar el posicionamiento web en los buscadores (siendo Google el más conocido) y, por ende, aumentar el tráfico web a través del canal orgánico. En resumen: la estrategia SEO son una serie de acciones orientadas a conseguir visitas a través de los buscadores. 

estrategia seo 2

La estrategia SEO es importante por varias razones. En primer lugar, los motores de búsqueda (o buscadores) son una de las principales fuentes de tráfico en Internet por lo que tener una estrategia bien definida y ejecutada permite aumentar la visibilidad y atraer tráfico cualificado a tu web. Este último punto es crucial: atraer tráfico CUALIFICADO. No basta con captar tráfico, per se, sino que éste debe ser relevante para nuestra web y nos debe reportar beneficios.

Por otro lado, una buena estrategia SEO contribuye a mejorar la experiencia del usuario en el sitio web al centrarse en aspectos técnicos tales como la optimización de la velocidad de carga, mejorar la estructura del sitio y su usabilidad. Al facilitar la navegación y la interacción de los visitantes, mejoramos la retención de los usuarios y su propensión a volver asiduamente a visitar nuestro sitio.

Por último, disponer de una estrategia SEO bien implementada genera resultados a largo plazo y es que, a diferencia de otras estrategias online como los anuncios pagados (PPC, “pay-per-clik”) en donde, una vez finalizada una campaña, se deja de tener visibilidad, los esfuerzos SEO se mantienen y siguen generando tráfico y visibilidad incluso tiempo después de haber realizado las acciones iniciales.

Cómo elaborar una estrategia SEO paso a paso

Para poder elaborar una estrategia SEO y medir sus resultados debemos tener en cuenta diferentes aspectos.

1. Conoce a tu buyer persona

El término “Buyer Persona” hace referencia a la representación ficticia de un comprador ideal para un sitio web en concreto (si quieres saber más sobre los buyer persona, te interesará leer: Buyer Persona. ¿Qué es? ¿Cómo se crea? Tipos, usos y ejemplos). Antes de comenzar cualquier acción digital es imprescindible conocer a quién nos dirigimos. Conocer a nuestro público objetivo (buyer persona), sabiendo cuales son sus miedos, dudas e incertidumbres, nos ayuda a plantear nuestros objetivos y acciones de una manera más clara; enfocada en que los visitantes encuentren en nuestro sitio web lo que están buscando.

2. Analiza tu posicionamiento actual 

El punto de partida de toda estrategia SEO es saber el estado actual de nuestros objetivos de posicionamiento: 

  • SEO Técnico: Es primordial que tu web pueda ser rastreada por los buscadores y no tenga ningún problema técnico que impida que Google pueda mostrarla en sus resultados de búsqueda.

Si los motores de búsqueda intentan llegar a una página de nuestro sitio, lo que se conoce como “rastreo”, pero encuentran fallos, no mostrarán (“indexar”) dicha página en su índice de contenidos (la página de resultados de Google) y, si no están indexadas, no se posicionan.

Una herramienta fundamental para comprobar los posibles fallos de rastreo e indexación es Google Search Console:

estrategia seo 3

Si quieres obtener más información sobre cómo funciona la búsqueda de Google accede a la documentación oficial de Google al respecto.

  • Posicionamiento de del sitio web: es el comportamiento de tu web en Google, cuántas veces sale en el buscador, por qué término, qué posición media tiene en Google, qué páginas son las más buscadas, en qué países aparece, desde qué dispositivo, etc. Se usa la herramienta Google Search Console:

 

estrategia seo paso a paso

Las páginas posicionadas en las primeras posiciones de Google reciben la mayor parte de las visitas aunque es importante resaltar que aparecer en Google puede conllevar un click a la web, o no. 

Además de GSC (Google Search Console) hay herramientas de pago (ej. Semrush)  que nos permiten ver por qué palabras clave posiciona un sitio web en Google:

  • Tráfico orgánico Es el número de visitantes que recibe un sitio web de manera orgánica y se visualiza vía Google Analytics. No debe confundirse con las impresiones y clicks que vemos en GSC porque una cosa es “cómo nuestro sitio aparece en los buscadores (Google)” y otra es “el tráfico que recibe desde Google”. Google Analytics nos indica no sólo cuántos visitantes recibe un sitio web, sino de dónde provienen los usuarios que visitan el sitio, el tiempo que navegan por nuestra web, qué páginas ven y cómo interactúan con el contenido. Podemos así hacernos una idea de la calidad de ese tráfico (si permanece mucho tiempo en página, si vuelve a visitar el sitio, etc.).
  • Algunas herramientas (ej: SemRush) ofrecen estimados de tráfico orgánico pero, lo ideal, es siempre revisar vía GA4 (Google Analytics 4):
trafico organico estrategia seo
  • Backlinks:  Son aquellos enlaces que apuntan a nuestro sitio web. Contar con enlaces de otros sitios web indica a los buscadores que nuestro sitio es relevante y, por lo tanto, le otorga autoridad y confianza, cuestiones básicas para que Google posicione en buen lugar nuestro sitio web.
  • Si seguimos con el ejemplo del Ayuntamiento de Madrid podemos ver que cuenta con muchos enlaces externos (backlinks): 
estrategia seo backlinks

Estos datos también debemos tenerlos en cuenta para poder mejorarlos. 

3. Audita el contenido de tu sitio web 

Encontrar oportunidades de mejora analizando los contenidos de nuestro sitio web nos permitirá seguir mejorando. Para realizar una auditoría de contenido debemos revisar lo siguiente: 

  • Páginas de bajo rendimiento que deben ser eliminadas o redirigidas a otras: Estas páginas probablemente no estén generando tráfico por lo que los buscadores pueden entender que no tienen la suficiente calidad.

 ¿Cómo saber esto? Para obtener este dato se puede consultar Google Search COnsole. Consulta las urls de tu sitio que no están recibiendo visitas. Una vez identifiques cuáles son debes: 

  • Optimizar el contenido para rankear bien en Google
  • Eliminar el contenido si no aporta valor
  • Fusionar diferentes contenidos en un solo post para aprovechar la info
  • Redireccionar la URL vía 301 a otra página similar para dar mayor fuerza a esta última

Dependiendo de cada  escenario la acción será diferente. Por ejemplo, si tienes una entrada de blog sobre un evento pasado es probable que solo tengas que eliminarlo, pero si cuentas con un post sobre una tradición que se celebra todos los años, quizás puedas optimizarlo y añadir información relevante y de valor. Si, por el contrario, tienes dos posts que hablan de dos eventos diferentes, pero partes de una misma época, y ninguno rankea bien en Google, puedes plantearte fusionarlos en un sólo artículo si aportan contenido distinto o, si son eventos parecidos, tal vez te interesa hacer una redirección de un contenido al otro.

  • Análisis de contenido en función del tráfico 

Una vez que hemos eliminado u optimizado el contenido pobre y sin tráfico podemos analizar el resto. Teniendo en cuenta el tráfico podemos saber si nuestro contenido es útil para los usuarios. Puedes conocer estos datos con GSC. Con la herramienta de Semrush también puedes obtener este dato.

Dentro del apartado de páginas  podemos ver aquellas que más tráfico nos traen y las palabras clave por las que lo hacen. 

4. Analiza a tu competencia 

Una vez que sabemos nuestra situación actual, debemos conocer también el posicionamiento de nuestros principales competidores, de está forma podremos conocer qué les está funcionando a ellos e intentar replicarlo en nuestro sitio. 

  1. Identifica quiénes son tus competidores: Son aquellos sitios que compiten por posicionar en Google las mismas palabras que tú. Se puede saber haciendo una búsqueda en Google anonimizada o con herramientas de pago.  

Debes revisar bien los datos, pues puede ocurrir que no sean competidores directos. Puedes consultar los 10 primeros y ver cuáles sí son competidores para tu negocio. 

2. Analiza las principales palabras clave de los competidores: Gracias a la investigación previa de tu situación actual ya conoces mucha información relevante. Puedes realizar un análisis de brecha para conocer aquellas oportunidades que puedes atacar con tu estrategia SEO, las palabras que compartís y la posición que tenéis cada uno. 

3. Audita los backlinks de tus competidores: Saber qué sitios están enlazando a los competidores puede ayudarnos en nuestra estrategia. Si enlazan a los competidores es probable que estén dispuestos a enlazar tu sitio si el contenido que generas es de calidad. Realizar una auditoría de backlinks puede darte dicha información. 

Siguiendo con el ejemplo del Ayuntamiento de Madrid, la herramienta Semrush también nos permite conocer los enlaces de la competencia. 

Datos como las palabras que usan los competidores (anchor text) para enlazar y qué URLs son importantes dentro de tu estrategia SEO.

5. Mejorar el SEO On-page y la experiencia de usuario 

Ahora que conocemos la situación de nuestro SEO actual, la de los competidores y contamos con una auditoría de nuestros contenidos, es el momento de mejorar nuestro sitio web. Google ha cambiado y hoy en día es capaz de entender mejor el contenido, dando importancia a elementos SEO tradicionales. 

Es importante optimizar: 

  • URLs: Deben tener una construcción sencilla, sin guiones bajos, ni caracteres especiales.
  • Palabras clave: debes definir qué palabras clave son relevantes para tu negocio. ¿Por qué palabras quiero que los usuarios, cuando busquen en Google, aparezca mi web?
  • Encabezados: Una estructura ordenada con encabezados lógicos ayuda a Google y a los usuarios a entender el contenido. Las etiquetas H1, H2, H3, etc, son vitales para organizar y posicionar nuestro contenido.
  • Títulos, imágenes y descripciones: Cada página debe tener un título y descripción optimizados donde se incluyan las principales palabras clave. 

Además, las imágenes también deben estar optimizadas en peso y con su etiqueta ALT correspondiente, definiendo la imagen en cuestión (la descripción que se muestra cuando la imagen no puede cargarse). 

  • Crea contenido de calidad: los contenidos de nuestro sitio deben contar con la calidad suficiente y teniendo en mente al usuario, siempre. Debemos intentar ofrecer, en cada página de nuestro sitio, información relevante para las personas que navegan por ellas.
  • Velocidad de carga: Optimizar la velocidad de carga (WPO) es fundamental para la experiencia de los usuarios en el sitio web. Una web que carga lenta hará que los usuarios la abandonen. 
  • La arquitectura web, etiquetas canónicas, errores 404 o los mapas del sitio son otros aspectos del SEO técnico que conviene también revisar, con ellos ayudaremos a Google a rastrear el sitio y facilitaremos la indexación del mismo en los buscadores.

6. SEO Off-page 

Son aquellas acciones que se realizan fuera de nuestro sitio web pero que afectan al posicionamiento. 

Dentro de las acciones se incluyen: 

  1. Conseguir backlinks y menciones: crea contenido útil que otros sitios webs compartan. Para trabajar el linkbuilding existen herramientas como Semrush o LinkAffinity.
  2. Trabajar las redes sociales para fortalecer la marca y fomentar las búsquedas de branding.

7. Establece objetivos SMART para tu estrategia SEO

Los objetivos SMART son aquellos objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y limitados en el tiempo que nos ayudan a hacer seguimiento de nuestra estrategia. Estos objetivos, así como los indicadores clave que contienen (los famosos “KPI”: key performance indicators) nos ayudan a evaluar los resultados y saber si necesitamos modificar nuestra estrategia.  

Un ejemplo, dentro de nuestra estrategia SEO, de un objetivo SMART sería: aumentar los ingresos a través del canal orgánico en un 5% durante los próximos 12 meses.

Algunos de los KPIs SEO son:

  • Número de palabras clave posicionadas en Google (¿aumentan o  disminuyen?)
  • Posicionamiento de palabras clave y páginas (lugar que en los resultados de búsqueda obtienen las palabras por las que nuestra web aparece en Google y qué urls aparecen)
  • Tráfico orgánico (clicks provenientes de Google que se convierten en visitas en nuestro sitio)
  • Enlaces externos (número de enlaces que apuntan a nuestra web, desde otras webs)

Monitoriza y analiza los datos SEO

Ninguna estrategia SEO está nunca acabada, siempre se puede mejorar y seguir creciendo. Por ello es fundamental tener controlados los datos y medir los resultados. Debes de tener en cuenta los KPIs definidos en la estrategia y ver comprobar que se cumplen los objetivos planteados o si, por el contrario, debes reorientar la estrategia.

Como has podido ver, elaborar una buena estrategia SEO que mejora el  tráfico web y genera conversiones puede ser una tarea complicada, pero no por ello debe ser, descartada pues los beneficios que otorga el SEO son mucho mayores que los de otros canales de tráfico web.

Bring es una agencia SEO especializada y comprometida con los resultados, puedes consultar nuestros casos de éxito y contactarnos para ver las posibilidades de disparar tu crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio